El Saco de Huesos - Leyenda de Chincha

Un joven campesino salió muy de madrugada para llegar tempranito a su chacra y trabajar con la fresca. Eran las tres de la madrugada de aquel oscuro amanecer.

Cerca de Pampa de Canelo se encontró con que frente a él tenia un cerco de alambre. Logró cruzarlo sin mayor dificultad. Cuando estuvo al otro lado, observo una clara figura que avanzaba hacia él, lleno de miedo, se escondió debajo de un puente. Al cabo de un rato, salió de su escondite para continuar su marcha.

Todavía estaba asustado, empezó a caminar algo inseguro. Miraba a todas partes como buscando algún objeto o ser. En eso vio que por delante marchaba una hermosa mujer vestida totalmente de blanco. La miró con detenimiento pareciéndole que se trataba de su novia. La llamó, sin encontrar respuesta. Armándose de valor decidió darle alcance para detenerla. Así lo hizo, pero al tocarla... ¡Oh sorpresa! ... Apenas la tocó, la bella mujer se convirtió, ante sus ojos, en un saco de huesos. El joven no pudo soportar la impresión y se desmayó, quedando tirado en el camino.

Con la llegada del día pasaron unos amigos, quienes lo recogieron, siendo informados de lo acontecido; sin embargo, este caminante jamás pudo demostrar lo que vio y experimentó, ya que después de su desmayo no encontró ni siquiera un hueso de los tantos en que quedo convertida aquella extraña mujer la noche anterior.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 comentarios:

Añade tu opinión, comenta:

Entradas populares