La Planta que ardió - Leyenda de Chincha

En medio de la chacra y rodeado de árboles, se hallaba una solitaria casa que se perdía en el verdor del campo. Frente a ella había una planta de pacae.

Una noche en que las personas se encontraban frescando, esta planta empezó a arder. Desde el suelo fue subiendo rápidamente el fuego hasta llegar a las ramas y arder vivamente, iluminándolo todo.

Claramente se notaba cómo ardía el árbol, describiendo sus contornos. Daba la impresión que el tallo y las hojas no eran consumidas por el fuego y que ardían sin dañarse. Con lentitud, las lenguas de fuego fueron debilitándose y por fin se apagaron.

Las personas se quedaron asombradas por lo observado.

¿Por qué ardería la planta? ¿Acaso alguien la hizo arder?

-Es una lástima que se hayan ardido sus ramas, pero podemos sacar leña de ella.
-Buena idea; mañana tempranito lo picaré.
-Claro, tempranito para aprovechar la fresca.

El campesino se levantó muy temprano, buscó su machete y su hacha, luego salió a picar el árbol para convertirlo en leña. Pero al salir de su casa...

-¡Qué!... ¡No puede ser!...

Si, se quedó sorprendido. La planta que vieron arder la noche anterior estaba intacta. El aire golpeaba sus verdes ramas.

Se acercó al mismo lugar. Tocó la planta; miró su contorno...¡Nada!...

Todo estaba como siempre... Ni huellas de haber ardido.

¿Cosa del Diablo?...

(Vocabulario y Leyendas de mi pueblo)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

0 comentarios:

Añade tu opinión, comenta:

Entradas populares